20131029

«¡Nadie me entiende en esta ciudad, llamen a la Policía!»

ah, ¿pero hay hoteles en Ourense?


«¡Nadie me entiende en esta ciudad, llamen a la Policía!»

«¡Nadie me entiende, nadie me entiende en esta ciudad, llamen a la Policía!» De este modo, aunque en un perfecto inglés, se presentó un turista californiano en la Oficina de Turismo de Ourense, ubicada en los jardines de Padre Feijoo. Visiblemente molesto, el viajero americano exigió al personal de esta oficina municipal la presencia policial. Pese a los intentos por calmarlo realizados por el personal turístico, finalmente se hizo necesaria la intervención policial. «Tratamos de calmarlo y de que nos contara cuál era su problema, pero no atendía a razones y lo único que quería era que viniese la Policía. En un primer momento también quiso que le dijéramos donde estaba el Ayuntamiento, pero le explicamos que estaba cerrado y que allí no le podrían solucionar nada», explicó uno de los empleados de la oficina turística que habló con el viajero.

Según relató posteriormente a los agentes, el ciudadano de origen norteamericano provenía de Oporto y había tenido dificultades para lograr un lugar en el que alojarse en la ciudad. Ante su insistencia, los agentes le expusieron varias alternativas para pasar la noche. Finalmente, tras esta conversación con los policías abandonó la oficina turística sin presentar ninguna reclamación.

No comments: